Una nueva publicación halla que las estimaciones erradas del FMI pueden tener efectos negativos en las políticas de la Eurozona y otros lugares

21 de abril, 2016

Contacto: Dan Beeton, This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Washington, D.C. - Una nueva publicación breve del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR) halla que las estimaciones erradas del PIB potencial del Fondo Monetario Internacional (FMI) pueden contribuir a decisiones políticas mal informadas en países como Grecia y España. El artículo “Una fuente potencial de problemas: las estimaciones del PIB potencial del FMI”, del economista David Rosnick, describe diversas instancias en las que las estimaciones defectuosas del Fondo pueden haber llevado a los políticos a actuar basándose en información errónea.

“Esta investigación analiza otro área en el que la confianza en FMI puede resultar inapropiada”, señala el co-director de CEPR Mark Weisbrot. “El FMI ha fracasado claramente como perro guardián económico al escapársele las dos principales burbujas de activos de la historia. También parece que el FMI no se está tomando en serio su propio proceso de estimación del PIB potencial — y este fracaso técnico tiene implicaciones importantes para el mundo real, especialmente para el empleo”.

El artículo señala: “no existe una metodología consistente para las estimaciones del PIB potencial” en el FMI. De acuerdo con la Oficina Independiente de Evaluación del FMI, “en las proyecciones a medio plazo del Fondo, el uso de cualquier método de proyección particular es mucho menos universal que el uso de juicios de valor”. Además, el artículo explica: “Incluso en Europa, rica en datos, sólo la mitad de los economistas del FMI emplearon métodos estadísticos para realizar sus predicciones”.

Esto es importante, explica el artículo, porque “las decisiones políticas dependen fuertemente de las estimaciones de producción potencial” y, además, “el problema es particularmente agudo para un país que sufre una grave recesión”. Esto es porque en los casos en los que las estimaciones del PIB potencial del FMI son menores que el PIB real, el Fondo suele concluir que las “reformas estructurales” — como las dirigidas a incrementar la flexibilidad laboral — son la clave para aumentar el PIB potencial. El artículo analiza las estimaciones para Grecia y España, donde el FMI predice un PIB superior al PIB potencial en 2019 y, por tanto, considera que la tasa de desempleo del 16,6% en España será pleno empleo en 2019. A su vez, el FMI ha recomendado “reformas estructurales” en España con el fin de incrementar el PIB potencial y el gobierno español ha actuado — aprobando una serie de reformas para debilitar la posición de negociación de la fuerza de trabajo española e incrementar la “flexibilidad del trabajo”.

“Las estimaciones del FMI suelen verse generalmente como creíbles”, argumenta Weisbrot. “Los políticos, los economistas y el público general quizá deban tratarlos con más precaución — al menos en lo referente al PIB potencial”.

###