Septiembre 2015, Stephan Lefebvre 

En inglés

Este informe analiza el acuerdo de diciembre de 2014 entre el gobierno de Honduras y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que dio al país acceso a un total de $189 millones en financiación por un periodo de tres años. Como condición del acuerdo, las autoridades de Honduras han decidido implementar una consolidación fiscal por valor de un 6,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en cuatro años, además de las llamadas “reformas estructurales”, que incluyen privatizaciones, reformas de las pensiones y despidos en el sector público.

Este informe señala que el FMI está apoyando este programa de austeridad en un contexto de muy alta pobreza y un mercado de trabajo débil. Adicionalmente, el informe muestra que el programa del FMI depende fuertemente de que Honduras siga recibiendo grandes entradas netas de inversión extranjera directa, una estrategia de alto riesgo que alenta políticas imprudentes y sin precedentes a fin de atraer la capital extranjera.

El informe- PDF pdf_smallFlash flash_small

Resumen Ejecutivo | Comunicado de Prensa (en español)