Enero 2011, Jake Johnston y Mark Weisbrot

Este informe presenta los resultados de un recuento independiente de las actas de votación de las elecciones del 28 de noviembre en Haití.  Encuentra que teniendo en cuenta la cantidad de irregularidades, es imposible determinar quién debería avanzar a la segunda ronda.  Si se celebra una segunda ronda, será basada en supuestos arbitrarios y/o exclusiones.

El informe también destaca que las fallas más serias del proceso electoral ocurrieron antes del día de las elecciones, con la exclusión de más de una docena de partidos políticos (incluyendo el partido más popular), y el “gigantesco labor” de intentar registrar cientos de miles de personas desplazadas por el terremoto – algo que obviamente fue un fracaso rotundo.

Informe - PDF pdf_small | Flashpdf_small | En Français | En Inglés

Comunicado de prensa